El Oculista

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Oftalmologia Para Medicos de Familia XLIV Congreso de la SAO (Granada 2012, 02) Valor de la Autofluorescencia en las formas Atroficas de Degeneracion Macular Asociada a la Edad

Valor de la Autofluorescencia en las formas Atroficas de Degeneracion Macular Asociada a la Edad

Escrito por 

Valor de la Autofluorescencia en las formas Atróficas de Degeneración Macular Asociada a la Edad

Kamal Salah R, Morillo Sánchez MJ.

Servicio de Oftalmología. Hospital Virgen de la Victoria de Málaga.

INTRODUCCIÓN

La autofluorescencia (FA) es la propiedad intrínseca de algunas moléculas (llamadas fluoróforos) caracterizadas por la emisión transitoria de luz cuando son estimuladas por una fuente exógena de una longitud de onda más corta.

El fluoróforo predominante en el fondo de ojo es la lipofuscina, que se encuentra presente en el epitelio pigmentario de la retina (EPR). La lipofuscina constituye un marcador de la degeneración del EPR. Y por tanto las imágenes de FA nos mostrarían un mapa de la distribución de la misma, aportando información sobre la integridad del EPR.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad multifactorial que constituye la primera causa de ceguera legal en adultos en los países desarrollados. Se basa en cambios degenerativos provocados por la edad en las distintas estructuras de la retina (fotorreceptores, EPR y membrana de Bruch).

OBJETIVOS

Mediante la presentación de una serie de casos de DMAE atrófica, pretendemos demostrar el valor de la autofluorescenscia para el conocimiento de la fisiopatología de la misma.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos una serie de 9 casos diagnosticados de DMAE seca. En las que, además de realizar una exploración oftalmológica completa, estudiamos el estado del EPR mediante autofluorescencia. Se tratan de 6 casos en los que solamente aparecen drusas (en distintos grados y tipos) y 3 casos de atrofia geográfica.

RESULTADOS

Los pacientes tienen una edad media de 73 años. Son 6 mujeres y 4 hombres.

p02_02
Caso 4: Vemos drusas duras y blandas que aparecen representadas con un área central hipoautofluorescente rodeada de un halo hiperautofluorescente

Caso 5: En este caso vemos alteraciones en la autofluorescencia que no se correlacionan con la funduscopia.

Caso 6: Áreas hipoautofluorescentes (que se corresponden a áreas de atrofia) sobre un moteado hiperautofluorescente (drusas).

p02_03

Caso7: Distintos patrones de autofluorescencia de las drusas asociada a áreas de atrofia (hipoautofluorescentes). Vemos que hay drusas que aparecen como hiperautofluorescentes* y otras hipoautofluorescentes rodeadas de un anillo hiperautofluorescente**.

Caso 8: Área de atrofia geográfica hipoautofluorescente rodeada de un halo difuso de hiperautofluorescencia

Caso 9: Atrofia geográfica que aparece como hipoautofluorescente rodeada de una zona hiperautofluorescentes de forma focal.


CONCLUSIONES

Se ha demostrado la utilidad de la FA para el estudio de la integridad del EPR. En concreto en la DMAE nos puede suponer una prueba diagnóstica no invasiva para el control y pronóstico de la misma.

DRUSAS

La AF de las drusas puede estar aumentada, disminuida o normal. Esto depende de la composición de las mismas y del estado del EPR suprayacente. Se han descrito ocho patrones de AF distintos para las drusas: normal, cambios mínimos, focal, parcheado, lineal, en encaje, reticular y moteado. El patrón más frecuentemente asociado a las drusas blandas y duras, consiste en un centro hipoautofluorescente rodeado de un anillo hiperautofluorescente. El anillo hiperautofluorescente se corresponde con el borde externo de la drusa. Cuando se asocia hiperpigmentación suele aparecer como hiperautofluorescencia, posiblemente por la presencia de melanolipofuscina. Se ha visto que los cambios en la apariencia y tamaño de las drusas no se asocian a modificaciones de la autofluorescencia de las mismas. Su valor pronóstico en los estadíos iniciales de DMAE está discutido.

ATROFIA GEOGRÁFICA

Las áreas de atrofia geográfica aparecen como zonas bien delimitadas de marcada hipoFA debido a la ausencia de EPR que están rodeadas de distintos patrones de FA anormal (focal, parcheado, en banda, difuso). El patrón focal es el que tiene menor riesgo de progresión. Los patrones difuso y en banda tienen riesgo moderado. El patrón difuso en goteo o “trickling” es el que más riesgo tiene.


Artículos relacionados (por etiqueta)

Menú Principal

Buscar

Conectados

Tenemos 40 invitados conectado(s)
Developed by JoomVision.com
Banner